jueves, 16 de febrero de 2012

Quién de verdad te quiere no te dejará escapar

Ya no es el simple echo de perderte, sino.. que si te vas, todo se irá contigo. Incluso mis ganas de seguir. Es el echo de no volverte a ver. De no volver a sonreír jamás. De ni siquiera, tener fuerzas para andar. Es notar que el tiempo se va a parar. De no parar de llorar. De notar como cada bocanada de aire se va apagando con cada paso que das. Es decir adiós ha todo lo que me hacia brillar. A todo lo que me hacia flotar, ha lo que jamás pensé dejar escapar. Es gritar, no te vallas. Es acurrucarte, sentir miedo, sentir que te ahogas. Que ya nada va a hacer igual. Y aunque corra, tras de ti. Cada paso que doy te alejas más, más de volverte a besar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario